Seguros de Responsabilidad Civil para profesionales y empresas

Todo lo que tienes que saber antes de contratar tu
seguro de responsabilidad civil

¿Qué es el seguro de responsabilidad civil?

¿Qué pasaría si uno de mis clientes sufriera un accidente en mi establecimiento? ¿Qué supondría tomar una mala decisión ejecutiva que llevara a uno de mis clientes a la quiebra? ¿Y si uno de mis empleados se comportara de manera fraudulenta?

Si usted no lo sabía porque nadie se lo había dicho, es usted culpable por no haber preguntado.

Carlos Lluch Director técnico en LLUCH & JUELICH CORREDURIA DE SEGUROS SL

Contar con un seguro de responsabilidad civil puede suponer la diferencia entre tener una larga trayectoria empresarial y profesional o estar expuesto a que un simple accidente acabe con todos los esfuerzos invertidos en un instante.

Si es emprendedor o autónomo, si tiene una PYME o gestiona una empresa y quiere desarrollar su actividad profesional de manera independiente y sin asumir riesgos innecesarios, es probable que le interese conocer en profundidad qué es un seguro de responsabilidad civil.

Es importante ser consciente de que, como profesionales, estamos cada vez más expuestos a posibles demandas por la causa de daños y/o perjuicios potenciales a un tercero. Para estar cubierto y protegido ante este tipo de situaciones tenemos a nuestra disposición los seguros de responsabilidad civil.

Un seguro de responsabilidad civil aporta tranquilidad: su negocio y usted están protegidos.

¿De qué le protege un seguro de responsabilidad civil?

En términos generales, un seguro de responsabilidad civil cubriría los daños y/o perjuicios que hayamos podido ocasionar a un tercero, independientemente de si es un accidente o no.

Ante un escenario de ese tipo, la aseguradora cubrirá las indemnizaciones derivadas de las lesiones corporales, los costes médicos y los daños a la propiedad implicada como consecuencia de la reclamación; así como los costes legales derivados del juicio y de la defensa.

¿Quién necesita un seguro de responsabilidad civil?

Ni en nuestro entorno familiar ni en nuestro entorno profesional estamos libres de riesgos. Y existen en el mercado de los seguros diferentes productos pensados para darnos cobertura en este tipo de escenarios.

Para contestar a la pregunta de quién necesita un seguro de responsabilidad civil, es clave echar un vistazo Artículo 1902 del Código Civil, donde se establece que “el que por acción u omisión cause daño a otro, interviniendo culpa o negligencia está obligado a reparar el daño causado”.

Y no sólo eso, sino que Artículo 1903 amplía el anterior y especifica que esa obligación “es exigible no sólo por los actos u omisiones propios, sino por los de aquellas personas de quienes se debe responder.”

Un seguro de responsabilidad civil aplica tanto en el ámbito privado como en el profesional, si bien es altamente recomendable para la persona que tenga un negocio, ya que su exposición al riesgo es mucho mayor.

No es lo mismo tener un restaurante donde puedes provocar un daño a un alto número de comensales por una comida en mal estado que ser una persona privada donde la probabilidad de que esto ocurra es muy pequeña.

Alejandro Salvador Corredor de seguros

¿Es obligatorio tener un seguro de responsabilidad civil?

En España los seguros obligatorios están directamente relacionados o bien con las personas en sí; o bien con el ejercicio de determinadas actividades profesionales. Y así lo marcan tanto las leyes estatales como autonómicas en cada ámbito.

Los seguros categorizados como obligatorios son seguros indispensables para llevar a cabo algunas actividades en particular. No contar con un seguro obligatorio en estos casos sería motivo de sanciones administrativas de tipo económico.

En el caso de los seguros de responsabilidad civil, encontramos obligatoriedad en algunos casos y en otros no.

Según los profesionales del sector consultados, la responsabilidad civil es el ramo más amplio del mundo del seguro, por lo que independientemente de la obligatoriedad de contratar una póliza, todas las actividades son susceptibles de hacerlo. De hecho, en algunos casos, aunque no sea obligatorio, ejercer determinadas actividades profesionales sin un seguro de RC se considera una temeridad.

No podemos controlar todo lo que pasa a nuestro alrededor, pero si protegernos de los riesgos asociados a nuestra actividad que puedan afectar a nuestra vida privada o a nuestro desarrollo profesional.

La obligatoriedad de contratar un seguro en muchos casos no existe, pero lo que sí existe es la obligación de reparar el daño que causamos. Simplemente, si causamos un daño a un tercero, tenemos que reparar ese daño. En algunos casos no es que exista una obligación de contar con un seguro, pero como existe la obligación de responder y no tenemos muchas veces patrimonio para ello, es de sentido común contratar un seguro de responsabilidad civil.

Carlos Lluch Director técnico en LLUCH & JUELICH CORREDURIA DE SEGUROS SL

Seguros de responsabilidad civil obligatorios

Algunos de los principales seguros de responsabilidad civil obligatorios vigentes en la actualidad en nuestro país son:

  • El seguro de responsabilidad civil obligatoria para conducir vehículos de motor.
  • El seguro de responsabilidad civil del cazador para poder cazar.
  • El seguro de responsabilidad civil si tienes algún animal de una raza que sea potencialmente peligrosa.
  • El seguro de responsabilidad civil para embarcaciones de recreo, deportivas y motos náuticas.
  • El seguro de responsabilidad civil profesional en que puedan incurrir los profesionales titulados con motivo del ejercicio de su profesión.
  • El seguro de responsabilidad civil para ensayos clínicos en los que se emplee medicación.
  • El seguro de responsabilidad medioambiental.
  • El seguro de responsabilidad civil profesional para sociedades: este seguro existe para profesionales sanitarios que trabajan en asistencia sanitaria privada, y también lo necesitan las entidades de titularidad privada o personas jurídicas que hagan servicios sanitarios.

Tipos de seguros de responsabilidad civil

Una de las principales características del seguro de responsabilidad civil es que abarca casi todas las responsabilidades atribuidas a particulares, profesionales y a empresas.

Existen muchos tipos diferentes de seguros en el ámbito de la responsabilidad civil: desde un ámbito puramente familiar, como el seguro de mascotas, el seguro del hogar o de automóvil; hasta los destinados a proteger nuestras empresas, a los autónomos o a diferentes colectivos profesionales.

No sólo se trata del ramo de seguros más creativo en la manifestación de los siniestros, sino también de la mayor fuente de problemas para la reputación de toda empresa. Tratar correctamente este riesgo es un reto que marca la diferencia y garantiza continuidad del negocio.

Carlos Lluch Director técnico en LLUCH & JUELICH CORREDURIA DE SEGUROS SL

Seguro de responsabilidad civil para profesionales

Estos seguros están específicamente pensados para abogados, asesorías, médicos y clínicas, administradores de fincas, detectives privados, gabinetes de ingeniería, agentes de la Propiedad Industrial, asesores fiscales, jueces o fiscales… todos profesionales que necesitan proteger su patrimonio personal y de empresa ante posibles reclamaciones por errores o negligencias en el desempeño de su actividad profesional.

Con un seguro de responsabilidad civil profesional no sólo queda protegido tu patrimonio y el de la empresa, sino que tu defensa antes posibles demandas de terceros te garantizará la cobertura legal necesaria de la mano de especialistas.

Antes de contratar un seguro de este tipo es fundamental entender la naturaleza de los riesgos asociados al desarrollo de tu actividad profesional.

Podría ser el caso que un fisioterapeuta confundiera las lesiones de un paciente con otro y que le administrara una terapia incorrecta o dañina en su consulta. Si ante tal situación se produjera una reclamación judicial, un seguro de responsabilidad civil respondería a la indemnización por los daños causados.

Seguro de responsabilidad civil para autónomos

Dirigir un negocio en régimen de autónomo acarrea una serie de obligaciones de las que el autónomo es el único responsable de forma directa o indirecta.

De la misma forma que para algunas actividades empresariales hacen muy recomendable las coberturas que ofrece de un seguro de responsabilidad civil, un autónomo no está exento de ese deber.

Por ejemplo, imaginemos un escenario en el que un profesor particular que imparte clases de matemáticas en su casa y uno de sus alumnos se resbala con una de las baldosas del suelo con tan mala suerte de que se rompe una pierna.

A pesar de ser un accidente, y en caso de acarrear un proceso judicial, no contar con un seguro de responsabilidad civil podría suponer, además de unas pérdidas económicas cuantiosas, el cierre inmediato del negocio.

En el caso de los autónomos, un seguro de responsabilidad civil les asegura cierta tranquilidad para el ejercicio de su actividad profesional, dando cobertura a los riesgos de tener que hacer frente a indemnizaciones derivadas de cualquier error o accidente ante posibles reclamaciones.

Seguro de responsabilidad civil para empresas

Igual que en el resto de escenarios, un seguro de responsabilidad civil para empresas tiene por objeto dar cobertura a la empresa antes posibles daños y/o perjuicios potenciales causados a un tercero por el mero desarrollo de su actividad.

Dentro del ejercicio de la actividad empresarial podemos distinguir distintos tipos de responsabilidades, como por ejemplo:

  • Responsabilidad Civil Patronal: es la derivada de aquellos daños que puedan sufrir nuestros trabajadores (lesiones o incluso muerte) a consecuencia de un accidente laboral. Esta cobertura es independiente del seguro exigido en el convenio de accidentes de trabajadores.
  • Responsabilidad Civil de Productos: este tipo de coberturas protegen a la empresa de los perjuicios que pueda causar un producto defectuoso a terceros.
  • Responsabilidad Civil de Explotación: un seguro con esta cobertura protege de los daños que la estructura empresarial de una empresa pueda causar a otros.

Toda precaución es poca con el fin de no quedar desprotegido ante una serie de riesgos que pueden derivar en reclamaciones judiciales. Al contar con un seguro de responsabilidad civil, todo empresario puede estar un poco más tranquilo en el ejercicio de su actividad.

Seguro de responsabilidad civil para particulares

En nuestra condición de ciudadanos particulares, en nuestra vida cotidiana, también pueden surgir situaciones imprevistas ante las que tengamos que responder.

Un seguro de responsabilidad civil nos puede proteger ante esas situaciones sin comprometer nuestros bienes y nuestro patrimonio.

Un seguro de responsabilidad civil para particulares va especialmente dirigido a:

  • padres o tutores de niños menores de edad
  • propietarios de animales de compañía
  • aficionados de la caza o pesca
  • familias con personal doméstico
  • deportistas aficionados
  • personas que acostumbren a viajar por placer

A pesar del desconocimiento generalizado, todos tenemos la cobertura de responsabilidad civil cubierta como cabeza de familia contratada en la póliza del seguro de hogar. Los daños que pudieran hacer mis hijos jugando en la calle rompiendo una ventana, un cristal, causando un daño a un coche que está en la calle, estarían cubiertos por la póliza de mi seguro de hogar.

Marcos Barón Director Comercial en Barón Correduría de Seguros

Una póliza de este tipo hará frente a todas las reclamaciones civiles derivadas de cualquier daño involuntario infringido a otra persona. Con este seguro, que incluiría a todos los integrantes de la póliza y las personas que estén bajo su tutela, nos libraremos de desembolsar cantidades económicas muchas veces no asumibles para una economía familiar.

Coberturas básicas del seguro de responsabilidad civil

Las coberturas básicas no se negocian. Un seguro mal hecho te puede suponer hasta la ruina

Alejandro Salvador Corredor de seguros

Las principales coberturas de un seguro de responsabilidad civil tienen por objeto cubrir el pago de las indemnizaciones por daños a terceros, además de incluir la constitución de fianzas y costas derivadas de los procesos judiciales, siempre que el motivo de la reclamación esté incluido en las coberturas de nuestra póliza.

Aquello que incluye una póliza de responsabilidad civil puede ser más o menos amplio dependiendo de la modalidad contratada o de lo que esté específicamente asegurado.

Coberturas más comunes que suele incluir un seguro de responsabilidad civil

  • Indemnizaciones por las que el asegurado resulte civilmente responsable
  • Gastos judiciales y extrajudiciales, fianzas, así como aquellos derivados de la defensa en causas civiles y penales
  • Protección como propietario o arrendatario de inmuebles, locales y terrenos
  • Responsabilidad civil de explotación (actividad) y patronal (indemnizaciones a empleados por accidente o enfermedad)
  • Responsabilidad de producto ante los daños que pueda ocasionar un producto defectuoso

También pueden ser incluidas otras garantías como la responsabilidad subsidiaria y directa para subcontratados; la responsabilidad voluntaria, cruzada, de productos y post-trabajo; por transformación, embalaje, retirada de producto; por contaminación; por bienes en depósito; y reclamación por daños propios.

Exclusiones del seguro de responsabilidad civil

No todos los daños quedan incluidos en las coberturas básicas de un seguro de responsabilidad civil, si bien las exclusiones del seguro de responsabilidad civil son específicas y recogidas en cada póliza elaborada por las compañías aseguradoras.

Las exclusiones típicas y generalizadas de la coberturas de este tipo de seguros son:

  • Aquellos daños provocados por un asegurado cuando en éste media la intención de producirlo
  • Daños provocados por asegurados que actúan bajo la influencia de tóxicos, drogas o alcohol
  • Cualquier daño de obligación fiscal como multas, sanciones…
  • Daños provocados fuera del territorio nacional
  • Aquellos daños ocasionados a partir de participar en apuestas, desafíos o competiciones

Por qué contratar un seguro de responsabilidad civil

Poner en marcha un negocio o labrarse una carrera profesional ya es un reto suficientemente grande sin tener que preocuparse por posibles demandas de clientes, accidentes del personal o posibles daños causados a la propiedad de terceros.

Tener una póliza de responsabilidad civil con las coberturas adecuadas nos ofrece tranquilidad para concentrarnos en lo que de verdad importa: la supervivencia de nuestro negocio y, por supuesto, la de de nuestro patrimonio personal.

La principal ventaja de tener un seguro del tipo que sea es que estás trasladando el riesgo a una compañía aseguradora a cambio de una prima, de un precio".

José María Moreno Gerente de Weseg Correduría de Seguros

Un mecánico que cambia mal la rueda del coche y acaba desencadenando un accidente en plena marcha; un electricista que comete un error en la instalación del cableado y que provoca un incendio en nuestra vivienda; un pintor al que se le cae un bote de pintura sobre un vehículo aparcado junto a la fachada que está pintando...

Todos estos profesionales tendrán que hacer frente a una indemnización por los daños causados. Contar con un seguro de responsabilidad civil con las coberturas adecuadas podría suponer una gran diferencia.

No son pocos los casos en los que, por no tener el seguro de responsabilidad civil, o tenerlo pero con las coberturas no adecuadas, las empresas han tenido que hacer frente a indemnizaciones que han supuesto la liquidación de las mismas.

En tiempos de crisis ha sido un patrón común el que muchas empresas hayan eliminado la póliza o hayan bajado el capital asegurado. A algunos les ha salido bien, pero somos conocedores de casos en los que han tenido que cerrar la empresa a consecuencia de algún siniestro.

Marcos Barón Director Comercial en Barón Correduría de Seguros

Las coberturas que necesitemos para estar protegidos dependerán del tipo de actividad que desarrollemos, así como la cuantía que debamos asegurar en función de los riesgos que asumamos.

Es aquí donde la figura de un corredor de seguros se torna crucial, ya que un profesional podrá evaluar de forma inteligente su caso, identificará el seguro que necesitaremos en función del negocio y nos proporcionará varias opciones adaptadas a nuestro presupuesto.

Alejandro Salvador Corredor de seguros

Por ejemplo, un dueño de un restaurante debe contar con un seguro de responsabilidad civil que le cubra contra una posible intoxicación alimentaria de sus clientes, algo bien diferente al producto que requerirá un arquitecto que necesita una cobertura orientada hacia posibles errores de cálculo y daños estructurales.

En el caso de la gestión de los directivos y consejeros de una empresa, un seguro de responsabilidad civil específico para ellos garantiza el libre desempeño de las funciones del cargo sin temor a reclamaciones que afecten directamente a la empresa o arriesguen el patrimonio personal del ejecutivo.

Los seguros de responsabilidad civil cobran especial relevancia cuando se trata de salvaguardar el patrimonio familiar y empresarial.

¿Cuánto cuesta un seguro de responsabilidad civil profesional?

Los costes de un seguro de responsabilidad civil profesional varían dependiendo de cuestiones como la edad del profesional asegurado, el volumen de facturación, el capital que se desea asegurar o el número de empleados.

Habitualmente cada compañía aseguradora solicita al tomador del seguro la información necesaria para determinar la cuantía de la prima.

Eso sí… no parece muy adecuado un enfoque de precio a la hora de contratar un seguro de RC en el ámbito profesional, puesto que estamos poniendo en juego elementos clave para la supervivencia de nuestro negocio.

En una loncha de queso gruyere, cuanto más agujero, menos queso. Cuanto más se moja la compañía de seguros, el precio se incrementa.

Carlos Lluch Director técnico en LLUCH & JUELICH CORREDURIA DE SEGUROS SL

En el caso de una empresa, los elementos más comunes que condicionan el precio del seguro de responsabilidad civil son los siguientes.

Actividad de la compañía

A través de este concepto las aseguradoras buscan conocer todas las acciones que lleva a cabo una empresa para desarrollar su objeto social y, en consecuencia, los riesgos derivados de las mismas.

Las actividades empresariales son de lo más diversas, y cada organización tiene unas características propias vinculadas a dichas actividades. Este es un hecho fundamental de cara a entender los costes de un seguro de responsabilidad civil.

No es lo mismo la actuación de un fontanero o de un instalador de gas, que el de una empresa de vigilancia en la que el personal lleve armas de fuego....

José María Moreno Gerente de Weseg Correduría de Seguros

Volumen de facturación

Este dato hace referencia a los ingresos que factura una compañía en un periodo determinado y es de vital importancia para determinar los riesgos asociados a la póliza.

Es evidente que no tendrá el mismo riesgo aquel autónomo que factura al año 50.000 euros, que la empresa que facture cinco, ya que ésta estará expuesta a más riesgos por el simple de hecho de la actividad que supone un volumen de clientes más elevado, una cartera de productos más diversificada, etc...

Marcos Barón Director Comercial en Barón Correduría de Seguros

Número de empleados

Este es también otro indicador que utilizan las compañías para estimar el nivel del riesgo que están asumiendo. A mayor número de empleados se asocian mayores riesgos, por lo que las empresas más grandes tendrán unas necesidades de coberturas más amplias.

Capital asegurado

Otro factor determinante en el precio del seguro de responsabilidad civil es el de las coberturas que se deseen incluir en la póliza y el capital asegurado que se desee reflejar, ya que supondrá el límite cuantitativo que cubrirá la aseguradora en caso de que tenga que hacer frente a una indemnización.

No es lo mismo tener un capital asegurado de 150.000 euros que de 2,5 millones. Obviamente cuanto más cobertura tenemos, más cosas queremos tener cubiertas, lo que hace que el precio se encarezca.

Marcos Barón Director Comercial en Barón Correduría de Seguros

Ámbito territorial de actividad

Según los expertos influye en el precio de la prima el ámbito territorial donde ejerzamos la actividad de nuestra compañía. No serán lo mismo las coberturas para un negocio que venda sus productos únicamente en España que si los exporta por toda Europa o el resto del mundo.

Cabe destacar que si es el ámbito de actuación incorpora Estados Unidos, Canadá y México, el precio se suele encarecer dado que en estos países las reclamaciones se dan con mayor facilidad.

Por otro lado, los expertos diferencian entre el ámbito territorial y de jurisprudencia.

De qué nos sirve tener una cobertura territorial que incluya España, Europa y el resto del mundo si únicamente tenemos incluida la jurisdicción en tribunales españoles. Es decir, si tenemos un siniestro en Filipinas y la demanda se produce en ese país, nuestra póliza no se hará cargo de los gastos derivados de la defensa ni del pleito.

Carlos Lluch Director técnico en LLUCH & JUELICH CORREDURIA DE SEGUROS SL

Hoy en día hay muchas empresas que están trabajando en Qatar, en Panamá, en Chile, en México, en Vietnam… Ante esta situación es recomendable que el ámbito territorial de la cobertura de la póliza y el ámbito de la reclamación jurisdiccional sean coherentes.

Tu seguro de responsabilidad civil, mejor con un corredor

Un corredor de seguros es un profesional independiente que no está vinculado a ninguna compañía aseguradora. Es un especialista con un amplio conocimiento del sector que analiza los riesgos a los que estamos expuestos y los perjuicios que pudieran surgir como consecuencia de que se produzcan, y nos aconseja sobre las modalidades de seguro y coberturas que más nos convienen.

Los seguros de responsabilidad civil son un producto complejo

Los corredores son profesionales independientes, altamente capacitados para asesorarte sobre las coberturas que necesitas para estar tranquilo mientras gestionas tu negocio.

Está en juego tu seguridad y la de tu negocio

El corredor está capacitado para hacer un completo análisis de los riesgos propios de tu actividad profesional y para ofrecerte un producto totalmente adaptado a tus necesidades.

Cada profesión es un mundo

Los corredores están especializados por nichos de actividad y pueden ofrecerte productos en exclusividad, huyendo de las soluciones estándar.

Tu seguro de RC, mejor con un corredor